¿Cómo mejorar la oferta gastronómica en tu negocio en Baleares?

Aunque poco a poco en España estamos saliendo de la crisis son muchos los cambios que se han producido en la sociedad y la gran mayoría referentes a los hábitos de consumo.

Los españoles salen menos a bares y restaurantes que en épocas anteriores pero cuando lo hacen quieren disfrutar de experiencias únicas y personalizadas.

No obstante la gran oferta en el sector Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) exige una constante actualización de los negocios teniendo en cuenta las últimas tendencias en restauración y en lo que demandan los clientes a la hora de elegir un restaurante o café.

Las principales recomendaciones para poder mejorar la oferta gastronómica en tu negocio que te explicamos en este post son muy sencillas de poner en práctica y te permitirán obtener grandes resultados.

1.Mayor calidad en los productos y en el trato

 

A raíz del éxito de programas televisivos donde la cocina y los alimentos son los principales protagonistas, los clientes  son cada vez más exigentes y quieren disfrutar de alimentos de gran calidad mientras reciben un trato excelente.

La buena calidad de los productos debe ser recordada por el servicio de un restaurante o bar a los clientes para animarles a que sigan consumiendo con la confianza de que están eligiendo la mejor opción del mercado tanto para su salud como para su bolsillo.

Los camareros y cocineros deben de ser amables y estar disponibles siempre para las exigencias de los clientes.

Conseguir que un cliente se sienta satisfecho ayudará a que siga viniendo y  también atraerá a nuevos clientes.

En la actualidad hay una gran preferencia por los ambientes que son informales y relajados, donde los platos se pueden compartir para que los comensales puedan probar un poco de cada elaboración.

 

2. Una carta atractiva, reducida y especializada

 

La carta es la primera forma que tenemos para presentar la oferta gastronómica en nuestro negocio y por eso debe ser atractiva y que incite a probar cuantos más platos mejor.

El diseño de la carta, su tipografía, imágenes, color… deben guardar coherencia con el estilo de comida y local de nuestro negocio pero a la vez mostrar frescura y modernidad.

La carta debe dejar ver claramente que los platos que elaboramos son únicos y especiales, que no se van a encontrar en otros negocios.

Cuanto más precisa y reducida sea una carta o menú mejor, porque se pueden ofrecer con mayor facilidad productos frescos y se ahorran costes al no haber productos que nunca se llegan a consumir.

Las últimas tendencias en gastronomía nos indican que los clientes se decantan más por productos frescos y saludables elaborados de la forma menos perjudicial posible para la salud.

Conseguir asesoramiento gastronómico por parte de profesionales en el  sector siempre es una buena opción para saber cómo reducir costes sin perder la calidad de nuestros productos.

3. Presencia en las redes sociales

 

En la era de las redes sociales, cualquier negocio debe estar presente en Facebook, Instagram o Twitter.

Una ventaja de los negocios del sector de la hostelería es que tiene una gran belleza visual que puede plasmarse muy bien en fotografías para luego ser publicadas en las distintas redes sociales.

Los blogs son muy buenas herramientas del marketing turístico ya que permiten la interacción con clientes  que ya tenemos y con futuros clientes que al leer nuestros posts se sentirán motivados a venir a nuestro negocio.

Desde  la incorporación de platos nuevos a la carta hasta la última reforma de cocina que hemos hecho en nuestro negocio  pueden publicarse en las redes sociales.

4. Promociones

 

El uso de promociones puntuales no perjudica la buena imagen de nuestro negocio, sino todo lo contrario, puede potenciarla y conseguir atraer a muchos más clientes.

Después de analizar las características de nuestro negocio, conocer cuándo vienen más clientes, qué tipo de clientes son  etc, podemos pensar distintas estrategias para incorporar promociones o descuentos especiales.

Si, por ejemplo,  observamos que durante la semana son pocos los clientes que nos visitan podemos incorporar menús más económicos que actúen como gancho y dejen satisfechos a nuestros clientes. Con esta actuación nos aseguramos que sigan volviendo y que nos recomienden entre sus amigos y conocidos.

5. Apuesta por el “brunch” o aperitivo

 

En los últimos años ha alcanzado un gran aumento el  fenómeno inglés denominado “brunch” que consiste en la mezcla entre un desayuno y comida. Entre las 11:00 y las 14:00 son muchos los restaurantes que ofrecen la posibilidad de poder comer los mismos platos que se pueden consumir a la hora de comer o cenar.

Con  esta iniciativa se consigue que los locales estén llenos y tengan un ambiente más distendido desde la mañana. Un brunch siempre rompe la monotonía de la semana y si se acompaña con un poco de música el resultado es espectacular y a los clientes les encanta.

Con todas estas recomendaciones que te explicamos en este post conseguirás impulsar y renovar tu negocio según las últimas novedades, lo que aumentará el número de clientes y por tanto tus beneficios.

Ahora en tus manos está el adaptarlas según el estilo y objetivos de tu negocio para conseguir un éxito rotundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *